All for Joomla All for Webmasters
Actualidad

La depresión, el camino más rápido para el suicidio

Imagen alusiva tomada de Internet. Especial de cambioin.com

Por: María Catalina Díaz Carpintero Psicóloga Especialista para cambioin.com 

La depresión un fantasma silencioso 

Un trastorno que llega en el momento menos esperado, sin anuncio y sin predicción. Visita cuando menos creemos y puede destruir vidas y familias. Historias tras historias que nos marcan y tocan nuestros corazones ante una sociedad necesitada que hoy grita y pide ayuda, siendo muchos testigos del estrés sin control que se vive tal vez por un sinnúmero de situaciones que en algún momento desgasta, cansa y conlleva a vivencias propias únicas y sin manejo que duelen a quien las enfrenta. 

Es momento de hacer un pare, ponernos la camiseta y trabajar en la construcción de estrategias que nos permitan sensibilizar a la comunidad frente al tema fatal del suicidio entendiendo que desde la década de los 80 se pronuncia cada vez más y hoy por hoy se ha convertido en una problemática de salud pública, tal vez sin lugar a duda por la disfuncionalidad de las familias, por las mismas herramientas tecnológicas y por la falta de oportunidades, por categorías patológicas y/o conductas sociales .

Ya no más, es tiempo de entender que la salud mental es tan importante como alimentarnos diariamente, que es nuestro deber, el de nuestra familia y el de nuestra red velar por que cada persona que necesite tenga la oportunidad de contar con un psicoterapeuta, el cual direccione procesos asertivos, que nos permita nivelar nuestras cargas y entender nuestros comportamientos en determinados momentos, de acuerdo a la necesidad particular de cada individuo, es tiempo de entender que el tema del suicidio nos compete a todos sin distinción de raza, sexo o cultura, es tiempo de parar y entender que hay un sinnúmero de trastornos que desconocemos y que en este periodo se hace más fuerte y esta latentes en nuestras vidas, muchas corrientes nos citan que pueden haber factores hereditario y genéticos, pero si bien es cierto algunas alteraciones cromosómicas pueden determinar cierto tipo de trastornos patológicos como la silenciosa depresión la cual muy probablemente puede ser un factor de riesgo para que la persona presente  una conducta suicida. 

Es tan importante, entender que cada uno de nosotros, necesitamos almenos una vez al año visitar nuestro psicoterapeuta, indispensable dejar los prejuicios y los paradigmas acerca de este tema, no debemos mostrar nuestra indiferencia ante personas que necesitan de atención, debemos de volvernos articuladores de la ruta y lograr sensibilizarnos, pero para ello debemos de fortalecernos y entender que tenemos un compromiso con nosotros mismos  y con una sociedad que necesita diagnósticos claros, no más familia destruidas. Cuando una persona se suicida nuca hay una sola razón es algo multifactorial influye factores como los: psicológicos, psiquiátricos, culturales, sociales, orgánicos y hereditarios. EL suicida con seguridad tendrá varias razones que para el pesan, una conducta suicida tiene como resultado un final fatal y la víctima es la protagonista.

Necesitamos un gobierno comprometido que asigne más presupuestos, pues nos queda claro que, no es suficiente con líneas de atención donde muy posiblemente solo buscara ayuda la gente con personalidad histriónica, aunque es una excelente herramienta, necesitamos respuestas presupuestales que permitan la contratación de los suficientes profesionales de salud mental, para atender esta problemática de salud pública que hoy por hoy nos afecta y nos pone en alto riesgo a nuestra comunidad. 

Es de admirar al instituto colombiano de bienestar familiar que con programas como Familias con bienestar para la paz se han logrado articular la ruta ante posibles casos de pensamientos suicidas, programas de primera infancia entre ellos H.I Y CDI que cuentan con un equipo interdisciplinario y otros programas que apuntan a la prevención dan resultados éxitosos, mientras que desde la secretaria de salud municipal nos faltan personal para atender la necesidades de la comunidad y ni que decir de las instituciones educativas, las cuales deberían contar con psicólogos de acuerdo a las necesidades y cobertura propia de la institución. 

Si bien es cierto que después de la tragedia reciente el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo se pronunció, es claro que desde la secretaria de educación también se necesitan psicoorientadores, pero no uno por 4000 mil niños, considero estos deben de ser proporcionados a las necesidades propias de las instituciones, desde allí se puede hacer prevención. 

No más suicidios es hora de involucrarnos y exigir nuestros derechos 

María Catalina Díaz carpintero 
Psicóloga Especialista. 

Estás Leyendo cambioin.com

 
 

Comentarios

Comentarios

Lo último

Copyright © 2017 Cambio In

Ir arriba