All for Joomla All for Webmasters
Economía

Vendedores informales se van contra alcalde de Ibagué

Mariel Jaquelin Díaz, vocera de vendedores ambulantes. Cambioin

Engañados, así dicen sentirse los vendedores informes de Ibagué, por el mandatario local Guillermo Alfonso Jaramillo, luego que incumpliera varios compromisos adquiridos desde campaña.   

La historia.

Luego de tres años de gobierno, el médico Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, mediante resolución delegó al banco inmobiliario Gestora Urbana, el manejo y reubicación de los vendedores infórmeles que poseen confianza legítima y trabajan en las vías céntricas de la ciudad, quitando la responsabilidad a la dirección de Espacio Público, oficina adscrita a la Secretaria de Gobierno, la cual fue creada para tal fin. Esa determinación del burgomaestre local, fue rechazada por los voceros de las diferentes agremiaciones, debido a que la entidad descentralizada, no ofrece ningún tipo de garantías, debido a que en la actualidad atraviesa por su peor crisis económica.

Cambioin.com el portal de las noticias, entrevistó sobre el particular a Mariel Jaquelin Díaz, vocera de este grupo poblacional quien sostuvo, que la Gestora Urbana, es la entidad más “corrupta”, de la Alcaldía, dado las grandes pérdidas de dinero que ha dejado de percibir por los malos manejos de los paraderos y las casetas casi destruidas de los informales ubicados sobre la carrera 5 de Ibagué. Díaz además denunció, que de manera ilegal, la entidad pública dirigida por Darwin Aguirre, en calidad de encargado, ha otorgado permisos a foráneos para vender sus productos en las calles de Ibagué, situación totalmente prohibida desde el gobierno de Carmen Inés Cruz, en 1.999, cuando quedó abolido expedir esa clase de autorizaciones.

Prueba de lo anteriormente mencionado según la vocera de los vendedores informales, fue la licencia otorgada a las personas que ubican un vehículo frente de la Catedral Primada de Ibagué, a vender café, situación que pone en riesgo la vida de los transeúntes, dado que al interior del carro está ubicada una pipeta de gas, elemento que en cualquier momento puede generar una explosión. Otra de las pruebas presentadas por la denunciante y quizás una de las más delicadas, fue la concesión que dio el municipio a una persona al parecer muy cercana a la administración municipal, para ubicar una caseta sobre la recuperada calle 13, paradójicamente, el local comercial fue ubicado muy cerca al “Caí Tía”, desaparecido por invadir el espacio público.  

La líder de esta agremiación afirmó a este medio de comunicación digital, que el gobierno “Por Ibagué con Todo el Corazón”, no mide con el mismo racero a quienes trabajan para conseguir el sustento diario, ya que mientras los “foráneos”, no son perseguidos por las autoridades pese a que laboran sin confianza legítima, las mujeres que se ubican desde la madrugada en los alrededores de la Terminal de Transportes de esta capital, a vender la bebida por excelencia en Colombia, son perseguidas por las autoridades, hasta el punto, que les han  decomisan los implementos con que laboran.

Estas graves denuncias la realizó Mariel Jaquelin Díaz, quien se consideraba amiga de la actual administración, durante la sesión de control político, efectuado ayer 2 de abril en el Concejo de Ibagué, donde tan solo cuatro cabildantes hicieron presencia en el recinto y escucharon a los funcionarios que fueron citados a rendir cuentas sobre el tema y la comunidad afectada. Cabe destacar, que en medio del debate, los vendedores informales, con parranda vallenata y un gran pastel, conmemoraron los 18 años que lleva la alcaldía burlándose de la sentencia del Tribunal Administrativo del Tolima, quien ordenó la recuperación del espacio público y reubicar a estas personas que venían laborando en las vías.

Vídeo: Mariel Jaquelin Díaz, vocera de los vendedores informales de Ibagué. Cambioin          

Estás Leyendo Cambio in

Comentarios

Comentarios

Lo último

Copyright © 2017 Cambio In

Ir arriba