ACTUALIDAD

La lección que debemos aprender de esta pandemia: por Jorge A Cabrera

Por: Columnista Invitado - Publicado en marzo 27, 2020

Este artículo es responsabilidad de quien los escribe y no compromete al medio de comunicación.

Por: Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

Un mensaje aleccionador del Nobel de paz Nelson Mandela, gran figura mundial ya fallecido, para estos días de pandemia en el mundo y en Colombia, en tiempos de crisis humanitaria y de salubridad pública, ojalá entendamos que el Covid-19 es un  enemigo microscópico  peligroso.

Debemos reflexionar,  porque después llegará una manera distinta de actuar, de pensar, de gobernabilidad, gobernanza  una democracia de verdadera participación ciudadana incluyente en los asuntos políticos. Los recursos públicos deben ser bien manejados y distribuídos, en bien de la sociedad con justicia social, logrando el bienestar común y un gobierno justo e igualitario para el logro de la felicidad plena de la comunidad y en relación con su entorno natural, que nos permita el equilibrio ecológico y la complementación del hombre y la naturaleza.

Un pueblo sin educación, sin salud y sin la protección y manejo adecuado de los recursos naturales,  no es nada y que los gobiernos en todos sus niveles, cumplan sus propuestas programáticas contempladas en  sus planes de desarrollo; no solamente en  cubrimiento en  salud de toda la población, sino la atención oportuna de la misma que es muy precaria en el actual sistema.

Igualmente pasa lo mismo con la educación que es principal para formar y educar a las personas y con ello alcanzando el cambio social que necesitamos; el proceso educativo va unido a la cultura y son derechos esenciales de la humanidad y elementos fundamentales del desarrollo social, económico y con las dos se combate la ignorancia que es básico para el avance en todos los campos de la civilización, se requiere mucho énfasis y trabajo en estos temas pero logrando ante todo disminuir la inequidad.

Así, que se requiere también  conciencia ambiental porque la sociedad y su ecosistema está en peligro de muchas catástrofes por no cuidar el planeta, hay que proteger lo bello de sus paisajes, sus mares, sus ríos, sus bosques, sus  montañas, sus animales, y el cantar de los pájaros que es maravilloso como música silvestre y poder disfrutar de un baño en una cascada natural en tranquilidad y en armonía con la naturaleza y que la paz llegue después de tanto sufrimiento, unidos todos tenemos que alcanzar estos nobles ideales, para proteger principalmente el derecho  a la vida, a la seguridad alimentaria, a la salud, a la educación, a la paz y al desarrollo sostenible;  para tener un país sin hambre, sin pobreza extrema, y con mejores indicativos económicos en la busqueda de una sociedad más justa e igualitaria.

Estás leyendo cambioin.com

NOTICIAS RELACIONADAS