CULTURA

Recordatorio a una ilustre tolimense, fundadora del Centro Poético Colombiano.

Por: Columnista Invitado - Publicado en julio 22, 2020

Advertencia: los comentarios descritos a continuación son responsabilidad única y exclusiva de su autor, y en nada compromete al medio de comunicación digital.

Por Jorge Ancizar Cabrera Reyes.

"El poeta lo que hace es hundirse en el desierto de los seres humanos, para hacerle ver que hay algo más". Charles Baudelaire.

Sara María Pinilla Olivera "Judith Olivera", nació en el Municipio de  San Luis Tolima. Murió en Bogotá el 30 de julio de 1998. Fundó con otras ilustre poetisas, el 12 de septiembre de 1959 el Centro Poético Colombiano.

Sara María Pinilla Olivera, consagró su vida a la existencia del centro poetico colombiano de la cual  fue su  faro y luz  permanente hasta su muerte, no obstante que ella carecía de su visión física. Era  una mujer noble que con su poesía le cantó al amor, a la paz, a la naturaleza y aportó con su talento y persistencia de creadora para dignificar la belleza del universo. Dejó un legado que compartió con otros cultores y poetas, como la significación más trascendente y noble del ser humano, la Poesía.

Tuve la fortuna de conocerla y  compartir de su sabiduría poética, de  ser su amigo y con ella organizamos, el Homenaje Nacional al poeta terrigeno y ruiseñor del Tolima, hijo dilecto de Ataco Jesús Antonio Cruz  "Martin Pomala", acto que hicimos en el "Salón Uribe Uribe" del Capitolio Nacional, y en el que participaron el historiador y Sociólogo Eduardo Santa, igualmente el poeta Jorge Ernesto Leiva Samper, además el poeta y declamador Mario Zuloaga Toro, ya fallecidos y también el poeta atacuno Nelson Romero Guzmán, el presidente de la Corporación Renovación Siglo XXI, doctor José Aldemar Molano Carvajal y el poeta Lino Antonio Sevillano,  del Centro Poético Colombiano, el Académico y exrector de la Universidad Industrial de Santander doctor Santiago Pinto Vega y con la asistencia de personalidades de la cultura, la academia,  la política, el arte y la representación  de la comunidad tolimense y atacuna que se hizo presente en tan importante acto.

Aquí un bello poema de la poeta tolimense  Sara María Pinilla Olivera:

BRINDIS

Brindo por el artista y por sus notas
que vuelan cual bandada de gaviotas
colocando luceros en mi umbría.

Y brindo por el vate y por sus sueños
que en sus alas me llevan a risueños
parajes donde todo es armonía.

Amo en la Poesía la nobleza
y su expresión gentil y su elegancia.
Brindo por el Poeta y su grandeza
que me lleva en su vuelo a gran distancia.

Grande ha sido mi amor por la belleza.
Llevo en el alma la sutil fragrancia
de raros ideales. Su riqueza
ha sido mi obsesión desde la infancia.

Estás leyendo cambioin.com

NOTICIAS RELACIONADAS