JUDICIAL

Precluyen proceso contra Jaramillo, por la firma del muerto

Por: Columnista Invitado - Publicado en abril 08, 2021

Precluyen investigación contra exalcalde de Ibagué por falsificar firma de un muerto para apoderarse de sus tierras.

Por: Editora Local

En este proceso, también estaba involucrada la  exesposa del exburgomaestre local Vilma Gómez Cano.

El juez de la República Hugo Ernesto Rubio Novoa, ordenó la preclusión del proceso penal que afrontaba el exalcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, a quien se denunció en su momento por falsificar en una escritura de servidumbre la firma de un muerto para apropiarse de unas tierras que le había concedido su primo Gabriel Jaramillo, en Armero Guayabal.

La denuncia fue interpuesta ante la Fiscalía por el reconocido abogado penalista Jaime Granados Peña, quien los señalaba de haber cometido los delitos de fraude procesal y uso de documento público falso.

La historia.

El 2 de septiembre del año 1971, Guillermo Alfonso Jaramillo y su familiar Gabriel Jaramillo Roncancio, compraron por 850 mil pesos, el predio denominado 'La María', ubicada en la finca “El Espejo”, negocio que quedó radicado bajo la escritura 636 de la Notaría Única del municipio de Armero Guayabal. Seis meses después Posteriormente, es decir el 23 de abril de 1986, el médico Guillermo Alfonso vendió parte del terreno a su familiar por un valor de cinco millones de pesos, negocio que se cerró bajo la escritura 0753, de la notaría 25 de Bogotá el 23 de marzo de 1986.

El 28 diciembre del año 2011, es decir 25 años después, Jaramillo Roncancio, vendió a su familiar Jaramillo Martínez y a su entonces esposa Vilma Piedad Gómez Cano, por 33 millones de pesos, 27 hectáreas la finca que habían comprado juntos, transacción que quedó registrada en la Notaría Primera Ibagué, bajo escritura pública No. 3890.

En su momento, este medio de comunicación digital obtuvo el certificado de libertad y tradición cuya matrícula es la 352-18322, donde se evidenció la negociación realizada el 11 de julio del año 2012, en la Notaría Primera de Ibagué, bajo la escritura pública número 1854, ese día Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez y su exesposa Vilma Piedad Gómez Cano, compraron por un millón de pesos a Gabriel Jaramillo Roncancio las áreas de la servidumbre por donde debe pasar el acueducto para surtir de agua al predio que los esposos Jaramillo Gómez habían adquirido con anterioridad. Para esta redacción causó curiosidad que fue radicado en la oficina de instrumentos públicos de Armero Guayabal dos meses después, asimismo que exista un un embargo vigente. Esta redacción, obtuvo la copia de la escritura pública número 1854 firmada por la notaría Primera de Ibagué donde intervienen Vilma Gómez Cano, Gabriel Jaramillo Roncancio y Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez; como constancia que estuvieron presentes esas tres personas, la titular de ese despacho Doris Mora Orrego, con su firma hizo constar con su firma y las copias de las tres cédula de ciudadanía con la firma de los mismos al igual que apartes de la negociación.

El problema radicó en que el señor Gabriel Jaramillo Roncancio, nunca pudo haber vendido a los esposos Jaramillo Gómez las servidumbres, ni tampoco estuvo el 11 de julio de 2012 junto a Guillermo Alfonso Jaramillo y su exesposa Vilma Gómez en la sede la Notaría Primera, como lo expresa el documento del negocio, mucho menos Gabriel Jaramillo, pude haber firmado en la notaría Primera al mismo tiempo que el exalcalde de Ibagué y su cónyuge como quedó registrado en escritura pública, porque para la época de los hechos, el familiar de Guillermo Alfonso Jaramillo ya estaba muerto, su cuerpo yacía en una de las bóvedas del panteón hecho para miembros de la familia Jaramillo Martínez en el Líbano Tolima.

La reacción del portal de las noticias, viajó a esta localidad del norte del Tolima, y tomo fotos del sepulcro del caballista como lo decía en la tumba el señor Gabriel Jaramillo Roncancio, quien nació el 4 de abril de 1942 y falleció el 16 de junio del año 2012. Los dos hechos anteriormente descritos, son relevantes dado que en 25 días después de la muerte de Gabriel Jaramillo Roncancio, su nombre, firma, copia de la cédula y su huella fueron utilizados por parte del Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez y Vilma Gómez, para legalizar una compra que todas luces no se pudieron haber efectuado.

Estás Leyendo cambioin.com

NOTICIAS RELACIONADAS