SALUD

Salud mental

Salud mental

Foto: tomada de KIYOSHI HIJIKI VIA GETTY IMAGES. cambioin.com

Por: Columnista Invitado - Publicado en octubre 12, 2021

Por Ingrid Yineth Portela, columnista cambioin.com

Advertencia: los comentarios escritos a continuación son responsabilidad única y exclusiva de su autor, y en nada compromete a este medio de comunicación digital.

La sociedad y su cultura nos ha inculcado que solamente sobrevive el más fuerte, el individuo que es capaz de aguantar las circunstancias más enrevesadas y traumáticas, y por ende nos recalca que no existe espacio para la debilidad en ningún campo de la vida, por esa razón hoy se hace tan difícil hablar  de los problemas de salud mental, pues quien carga con algún trastorno de depresión, ansiedad o psicológico es catalogado como un ser que  solo quiere llamar la atención y que minimiza las experiencias  buenas que le brinda la vida, sin contar que muchas veces es encasillado como “loco”;  y es necesario entender que, aunque el individuo es el dueño de su vida, la sociedad aporta mucho para obstaculizar o impulsar el despliegue de todas sus potencialidades.
Según la OMS la problemática de la salud mental va en aumento, y predomina en países con mayor población y de bajos ingresos, pues  estos mismos desfavorecen a sus ciudadanos, primero porque crean un molde al cual deben adaptarse y después de  moldeados  la mayoría son olvidados y dejados a su suerte, omitiéndoles oportunidades culturales y de trabajo; y es ahí donde el individuo pierde el horizonte y entra en conflicto con su salud mental, pues se encuentra abandonado y lleno de deudas emocionales y económicas, y a eso se le  añade la poca empatía del entorno. Es necesario afirmar que es el sistema económico el que ayuda a trastornar más a los individuos pues los sumerge en una cultura de  producción y consumo, en la cual quienes no logran encajar son excluidos y etiquetados como débiles. 
La salud mental es un tabú y es algo que hay que empezar a cambiar, es necesario empezar a hablar de ella y su importancia para el individuo y para la sociedad, pues esta es la condición que permite la relación entre el individuo y su entorno; incluyendo un bienestar social, psicológico y emocional, y es de gran importancia porque ayuda a tener una vida más amena y por ende una sociedad más constructiva y productiva. Sin embargo, es importante no olvidar que la existencia de personas más equilibradas y saludables mentalmente también depende de la existencia de una sociedad más justa y equitativa, ya que la salud mental no sólo es un problema de salud, sino también un problema social.

Estás Leyendo cambioin.com

NOTICIAS RELACIONADAS